El Betis vence al Real Madrid en su estadio (0-1)

El equipo andaluz da la campanada con un gol de Sabaria en el tiempo añadido que deja a los blancos a siete puntos del Barça

Volvió Cristiano Ronaldo para debutar en la Liga, pero quien marcó fue Sanabria, que en el minuto 94 dio la campanada en el Bernabéu con un gol que dejó el estadio blanco como un solar y a los jugadores blancos confundidos al máximo. Después de dos empates en su casa, el Madrid sumó su primera derrota para conceder una ventaja de siete puntos al Barcelona, una situación que nadie podía imaginar ni de lejos cuando el conjunto madridista barrió al azulgrana en la Supercopa de España hace poco más de un mes.

El estreno de Ronaldo en la Liga después de sus cuatro partidos de sanción no impresionó en absoluto al Betis, que, pese las rotaciones decididas por Quique Setién, se plantó en el Bernabéu a cara descubierta, dispuesto a discutir incluso la posesión de la pelota al equipo blanco. No tardó ni tres minutos el conjunto sevillano en hacer temblar al Bernabéu con un remate de Sanabria que sacó bajo palos Carvajal. Algo más tarde, Camarasa dio un nuevo aviso con un duro lanzamiento que mandó el balón fuera por centímetros. Fue después de la primera aparición del goleador portugués, que lo intentó con un taconazo de espaldas a la portería tras una dejada de cabeza de Ramos.

El equipo blanco no lograba superar la incomodidad a que le abocaba el Betis, pese a los esfuerzos de Modric por canalizar su juego y, como alternativa, buscando el factor sorpresa en sus descuelgues hacia el área bética. El croata protagonizó él solo una contra que acabó con disparo desviado al lateral de la red a causa de la imposibilidad de pasar a Ronaldo, que le acompañaba por la izquierda. Minutos después, remató de volea alto por poco un servicio de Carvajal en otro contragolpe.

Escaramuzas que no asustaron al Betis, que volvió a encontrarse con la posibilidad de adelantarse. Un mal saque de banda de Carvajal dio al joven Fabián la posibilidad de probar a Navas, que respondió con un paradón al gran disparo del canterano bético. Igual de brillante estuvo Adán para sacar a córner el disparo final de Isco tras una maniobra espléndida después de recibir de Modric cuando agonizaba el primer tiempo.

Nada más empezar el segundo, Bale y Ronaldo conectaron al fin, pero el remate del portugués mandó la pelota a las nubes. Lo mismo hizo Francis en el otro área tras un desjuste defensivo blanco antes de que Carvajal lanzara al palo a pase de Ronaldo. Adán contribuyó decisivamente a que la ansiedad blanca se multiplicara con intervenciones extraordinarias para evitar que Kroos y Bale cumplieran un pronóstico que acabó hecho pedazos. El galés pudo recuperar el favor de la afición con un taconazo estelar, pero el portero bético desvió el balón a la madera. Neutralizó después un buen cabezazo de Mayoral, el héroe de Anoeta, a quien había recurrido Zidane para ver si la flor aparecía de nuevo.

Lo siguió intentando el Madrid con poca claridad y menos puntería y al final, en el tiempo añadido, el Madrid se descontroló en defensa para permitir que Barragán sirviera hacia el área, donde Sanabria, completamente solo, picó de cabeza para batir a Navas en medio de la incredulidad general (m. 94).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *