El Barça mueve ficha para intentar cerrar el ‘caso Dembélé’

El club se reunió con los representantes del jugador para reconducir sus “problemas de adaptación” y niega haber recibido ofertas

Con el liderato liguero consolidado pese al tropiezo ante el Betis y la clasificación para los octavos de final de la Champions en el bolsillo a falta de dos encuentros de la fase de grupos, el Barça sabe que en estos momentos su principal problema deportivo lleva el nombre de Ousmane Dembélé. Las dificultades que el joven delantero francés está encontrando para aclimatarse al juego del equipo se han sumado a sus pequeños actos de indisciplina (retrasos, ausencias injustificadas, malos hábitos alimentarios…) y a sus déficits de socialización, y la situación resultante ha hecho saltar las alarmas. El club sigue sosteniendo en público que el futbolista, de 21 años, es una apuesta de futuro y que no hay ninguna razón para plantearse una salida en el mercado invernal, pero ya ha empezado a moverse con el fin de reconducir el problema. Y el primer paso ha sido reunirse con los agentes del jugador.

La cúpula deportiva del Barça, encabezada por el presidente Josep Maria Bartomeu, mantuvo el martes por la tarde un encuentro en el Camp Nou con Moussa Sissoko y Marco Lichsteiner, representantes de Dembélé. La reunión ha sido confirmada por el mánager del club, Pep Segura, que también participó. En una entrevista en el programa ‘Què t’hi jugues’, de la Ser, Segura ha admitido que al jugador francés “le está costando” adaptarse al juego del Barça –“él también lo reconoce”, ha señalado- y ha apuntado que se está trabajando “para cambiar la situación y que esta adaptación sea lo mejor posible”, pero ha añadido que, al margen de esa cuestión futbolística, “no hay ningún problema” con el ‘Mosquito’.

¿Oferta del Liverpool?

El mánager azulgrana se ha mostrado molesto por la aparición en el diario ‘The Sun’ de una información que aseguraba que el Liverpool de Jürgen Klopp quiere hacerse con los servicios de Dembélé y está dipuesto a poner sobre la mesa una oferta de 85 millones de libras (unos 98 millones de euros) para cerrar la operación este enero. “Preguntadle a la prensa inglesa. O al Liverpool. Nosotros, a día de hoy, no tenemos ninguna oferta por Dembélé y tampoco tenemos ninguna voluntad de cambiar la estructura de la plantilla”, ha sentenciado Segura.

Según fuentes del entorno de la junta directiva, en la reunión del martes el club pidió a los agentes del francés que tomen las medidas necesarias para que el jugador esté acompañado en Barcelona por alguien que tenga ascendiente sobre él y que le pueda ayudar a tomar las mejores decisiones para su carrera profesional. En la actualidad, Dembélé comparte un piso en Pedralbes con su amigo de la infancia Moustapha Diatta, aficionado como él a las sesiones maratonianas de videojuegos, y vive alejado tanto de sus representantes (Sissoko reside en Londres y Lichsteiner trabaja desde Alemania) como de su madre. El entorno del futbolista, por su parte, ha solicitado a la entidad que haga lo posible para frenar las informaciones sobre la vida privada de Ousmane.

Denuncia del excasero

La inclinación del joven delantero hacia un cierto grado de desorden vital no es, al parecer, una cosa nueva. El diario alemán ‘Bild’ publicó ayer que el propietario de la vivienda que Dembélé tenía alquilada en Dortmund durante su estancia en el Borussia le reclama por vía legal 20.725 euros más intereses por los desperfectos que ocasionó en la casa y por las “lamentables condiciones” en que la dejó. “Por todas partes había basura y desperdicios. En la nevera había alimentos podridos; entre los armarios, numerosas bolsas de plástico viejas; en el suelo, manchas resecas. Detrás de la puerta de entrada había una pila de facturas sin pagar. Al parecer no soy el único engañado”, declaró al ‘Bild’ el arrendador Gerd Weissenberg, de 71 años.

Ajeno a estos problemas, el ‘Mosquito’ parece haber recuperado la sonrisa estos días en la concentración de la selección francesa. Y no ha dudado, por ejemplo, en hacerse un vídeo bailando reguetón junto a Antoine Griezmann mientras preparaba el decisivo partido del viernes frente a Holanda en La Haya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *