El Barça aspira a meterse en su séptima final de Copa en los últimos nueve años

Nadie quiere tanto la Copa del Rey como el Barcelona.

Por algo los catalanes son los dominadores absolutos de la competición, con 28 trofeos en sus vitrinas. En los últimos años, los azulgranas han adelantado al Athletic como el equipo que más veces ha ganado este torneo. Un dominio incontestable que se ha afianzado en la última década. Esta noche los culés intentarán dar un primer paso que les acerque a la que sería su séptima final en nueve años. En este tiempo, los azulgranas han tenido sobre todo alegrías. Han ganado cuatro de esas finales -tres al Athletic y una al Sevilla-, pero también han experimentado el amargo sabor de la derrota. Perdieron dos finales y nada menos que contra el Madrid, lo que siempre pesa el doble.

Por lo pronto, el objetivo de los de Luis Enrique es obtener un buen resultado en un Vicente Calderón que probablemente no viva esta noche la última cita copera de su historia. El presidente rojiblanco, Enrique Cerezo, ya aseguró hace un par de semanas que el Atlético de Madrid hará las gestiones oportunas para intentar albergar la final de Copa, a modo de despedida del feudo del Manzanares antes de que los colchoneros se muden al Metropolitano.

Un papel importante en la predominancia azulgrana en los últimos años coperos lo tiene Luis Enrique. Al técnico asturiano se le da especialmente bien esta competición desde que se sienta en el banquillo culé. Ha ganado los dos títulos que ha disputado y está en disposición de revalidarlo un año más, siempre y cuando el Atlético de Madrid no diga lo contrario.

La trayectoria del Barça de Lucho en Copa es impecable. Ha superado todas las eliminatorias que ha disputado, una de ellas precisamente eliminando a los colchoneros en los cuartos de final de la temporada 14-15. Sin embargo, no han sido aquellos dos partidos en los que se ha fijado el asturiano para preparar esta cita. Tal y como reconoció ayer, el referente es el partido en el Calderón de Champions del curso pasado y el que disputaron en la primera vuelta de Liga de esta temporada en el Camp Nou. En ambos el Barça salió mal parado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.