El ‘autocuidado’ o cómo cada persona debe responsabilizarse de su propia salud

En marcha la V Semana del Autocuidado para concienciar a la población sobre la importancia de que tome medidas para mejorar su salud y prevenir las enfermedades

Como reza sabiamente el refranero español, ‘más vale prevenir que curar’. Y es que, obviamente, siempre será mejor evitar cualquier enfermedad que padecer sus síntomas. Y asimismo, que tomar un tratamiento para curarla –lo que con determinadas patologías no siempre se consigue–. Por tanto, dado que no hay nadie mejor que uno mismo para cuidar de su salud, tenemos que ‘autocuidarnos’, informándonos adecuadamente sobre lo que podemos hacer para preservar nuestra salud y, llegado el caso, identificar aquellos signos o síntomas que nos alertan de su deterioro. Una estrategia que, además de por la población, beneficiaria última de este autocuidado, debe ser alentada por los médicos, sobre todo por los más próximos –los de cabecera–. Así lo viene comprendiendo desde hace años la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), que hasta el próximo domingo celebrará una nueva edición, y ya van cinco, de su ‘Semana del Autocuidado’.

Como explica Salvador Tranche, presidente de la semFYC, «con la Semana del Autocuidado, ponemos sobre la mesa de gestión de la salud de cada individuo la defensa de la idea de que los pacientes y la población en general, acudiendo a las fuentes adecuadas, tengan cuidado de su salud a través de la prevención y del autocuidado».

Pero los médicos también tienen su responsabilidad en el cuidado de la salud. «Además de perseverar en la idea de impulsar el autocuidado –continúa Salvador Tranche–, otro objetivo de estos días es concienciar y motivar a los profesionales sanitarios sobre la importancia de esta estrategia. El autocuidado engloba un rango de actividades individuales a través de las cuales mejorar la salud, prevenir la enfermedad y evaluar síntomas».

Cuidado con internet

Todas las personas seremos pacientes en algún momento de nuestras vidas. Y es que no hay nadie a salvo de sufrir una lesión o de contraer una enfermedad, por pequeña que sea. Pero el riesgo se minimiza si nos cuidamos o ‘autocuidamos’. Así lo comprende cada vez más la población española, que a la hora de valorar la importancia del autocuidado le concede una calificación de sobresaliente: 8,8 puntos sobre 10 en la V Encuesta Nacional del Autocuidado de la semFYC, 1,5 puntos más que en 2016.

Es más; la concienciación sobre la importancia de responsabilizarse de su propia salud ha aumentado sobre todo en las personas con alguna dolencia crónica, que valoran el autocuidado con 7,6 puntos, casi 2,5 más de los otorgados en la anterior edición.

Y llegados a este punto, ¿qué dice la Encuesta sobre los principales problemas de salud que, según su propia percepción, padece la población de nuestro país? Pues según los resultados, la enfermedad crónica más común vuelve a ser, una vez más, el dolor de espalda cervical/lumbar –padecido por hasta un 25,5% de los encuestados–, seguido del colesterol alto (15,7%), las varices (15%) y la migraña (13,4%).

Como indica la semFYC, «es importante constatar que no se trata de una extrapolación de la historia clínica de las personas que responden la encuesta: se trata de la autopercepción de la salud de los encuestados».

Asimismo, la Encuesta también revela que los médicos y el personal de Enfermería son, con 7,8 y 7,0 puntos sobre 10 respectivamente, las principales fuentes de información o que más participan en el cuidado de la población. Unos resultados que, siguiendo con las fuentes ‘de referencia’, también refleja la poca fiabilidad que otorgamos los españoles a la radio y la televisión –solo 3,4 puntos– y, sorprendentemente dado su cada vez mayor uso, internet –4,2 puntos–. Y sí, los libros y la prensa también suspenden –4,6 puntos.

Derecho a la salud

En esta su V Semana del Autocuidado, la semFYC hará especial hincapié en cuatro aspectos fundamentales del autocuidado: los pacientes crónicos, los trastornos alimentarios, el insomnio y la jubilación saludable.

Como refiere Carlos Martín, coordinador de la Semana del Autocuidado, «el envejecimiento de la población y el aumento de la prevalencia de las enfermedades crónicas son factores que justifican que cada vez resulte más urgente la incorporación del autocuidado como una estrategia esencial en los actuales modelos de atención en salud».

Sin embargo, esta estrategia no tiene un objetivo meramente economicista. O sea, no se trata de fomentar el autocuidado por el simple hecho de que, al promover una mejora de la salud de la población, se reducirán los costes sanitarios. Como apunta Carlos Martín, «la posición pragmática orientada a disminuir costes no debe hacernos olvidar que debemos considerar el autocuidado como una cualidad innata en el ser humano, que las personas tienen derecho a la salud, y al mismo tiempo deben ser los responsables en última instancia de buscar y utilizar los medios para prevenir enfermedades. Solo así se podrá alcanzar y mantener un nivel óptimo de salud y bienestar integral».

Es más; junto a la especial atención que recibirán los cuatro aspectos referidos a lo largo de la semana, la semFYC también impulsa su ‘Decálogo del Autocuidado’, que recopila un conjunto de medidas dirigida al autocuidado de la salud y el bienestar integral de las personas.

Y a todo ello se aún que «las características que debe cumplir una alimentación saludable, las directrices para seguir una pauta de actividad física sana o la importancia de conducir de forma responsable, son algunos de los componentes que integran el ‘Decálogo para vivir más, mejor y más feliz’ con el que cerraremos la Semana del Autocuidado», concluye la Sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *