Dueño de Marlins recibe ultimátum: o la embajada en Francia o el negocio millonario

A pesar de que los Marlins se aferraron a un «no comment» cada vez que se les preguntaba sobre una potencial venta del club o balbuceaban alguna declaración poco firme de negación, sus potenciales socios en el negocio revelaron la naturaleza de la posible compra de una manera inesperada.

Joseph Mayer, uno de estos socios y yerno del empresario de bienes raíces Charles Kushner, declaró que si el propietario de los peces Jeffrery Loria es elegido para el puesto de embajador en Francia, la familia cesaría en todos sus intentos por apoderarse de la franquicia de Miami.

«Nuestra familia ha sido amiga de Jeffrey Loria por más de 30 años, hemos hecho negocios juntos, y hasta hemos sido codueños de un equipo de Triple A», expresó Mayer en su declaración. «Aunque los Kushners han hecho un progreso sustancial en sus negociaciones para comprar los Marlins, recientes reportes sugieren que el señor Loria pronto será nominado por el presidente para ser embajador en Francia. Si esto es cierto, no queremos que esta transacción complique el proceso y no continuaremos en nuestro esfuerzo. Los Kushners permanecen interesados en comprar un equipo y estarían encantados de comprar los Marlins en otra oportunidad».

Todo esto revela que las negociaciones entre este grupo familiar y Loria venían sucediendo desde hace algún tiempo con un «progreso sustancial», a pesar de que las Grandes Ligas indicaron en un comunicado el jueves pasado que «la Oficina del Comisionado no ha escuchado directa o indirectamente de ninguna conversación que involucre a Charles Kushner».

Charles, el patriarca familiar, se ha visto envuelto en problemas de evasión de impuestos y donaciones ilícitas a contiendas políticas, de ahí que el nombre más utilizado sea el de su hijo Joshua, cuñado de Ivanka Trump, hija del actual inquilino de la Casa Blanca.

En horas de la tarde del miércoles un reporte de The New York Post daba a conocer que Loria estaba siendo considerado de manera seria para ocupar el alto cargo diplomático en la nación gala.

Según la publicación de La Gran Manzana, el mandatario Donald Trump incluso habría dado el visto bueno para el nombramiento de Loria y un puñado de embajadores más, aunque existe alguna resistencia de parte del secretario de estado Rex Tillerson.

De ser elegido y el aceptar, Loria no sería el primer dueño de una franquicia profesional en alcanzar tal posición bajo Trump, quien ya anunció al hombre fuerte de los Jets, Woody Johnson, como embajador en Gran Bretaña.

Loria, quien en septiembre donó $125,000 a la campaña de Trump, es el segundo propietario de una franquicia deportiva del sur de la Florida que es vinculado a un puesto en la actual administración.

El dueño de los Panthers de la Florida, Vincent Viola, estuvo muy cerca de convertirse en secretario del ejército, pero tras una batalla por su nominación decidió retirar su candidatura al cargo.

De 76 años, el nombre de Loria ha sonado mucho últimamente, luego de que la revista Forbes reportara la existencia de un «acuerdo de manos» para vender la franquicia de Grandes Ligas por $1,600 millones a un grupo inversor de Nueva York, algo ahora demostrado por la propia familia Kushner.

«Durante los años han existido muchos rumores sobre la venta del equipo y nuestra posición ha sido prácticamente la misma», afirmó David Samson, presidente de la organización y segundo al mando tras el propietario. «Sencillamente, no les hacemos caso. Solo pensamos en Miami y el papel que jugamos en esta comunidad».

Aunque los rumores de venta vienen circulando desde hace tiempo, el más fuerte antes de este se produjo el 16 de diciembre, cuando Forbes publicó que Loria había puesto la franquicia en el mercado por $1,700 millones.

De acuerdo con Forbes, el precio promedio de una franquicia de béisbol se ha incrementado en un 59 por ciento en los 2 últimos años, y en las últimas 15 temporadas que Loria lleva al frente de los peces, el valor promedio ha crecido en un 500 por ciento.

¿Venderá Loria y se irá a su embajada en París? Todo parece más complicado ahora con esta declaración de los Kushner y el propietario de los Marlins habrá de decidir si decide aceptar el cargo o tomar los muchos millones que ganaría en la transacción con los Kushner.

Sin duda, una decisión difícil…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.