Dieta nórdica reduce el colesterol y el azúcar en la sangre

La dieta nórdica es un estilo de alimentación que reduce los niveles de azúcar y colesterol en la sangre; esta dieta también ayuda a mantener un peso saludable y prevenir enfermedades

La dieta nórdica puede reducir los niveles de azúcar y colesterol en la sangre. Según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Copenhague, estos efectos beneficiosos de la dieta suceden independientemente de si se pierde peso o no.

La también conocida como dieta escandinava puede prevenir la obesidad y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, presión arterial alta y colesterol alto.

Si bien la dieta nórdica promueve la pérdida de peso y ayuda a mantener un peso saludable. En el estudio recién publicado, los investigadores apuntan que en lugar de solo la pérdida de peso, la explicación de los efectos positivos de la dieta en los niveles de azúcar y colesterol estaría en la composición única de grasas la dieta.

Las grasas en la dieta nórdica provienen del pescado, las semillas de lino, el girasol y la colza (canola).

“Es sorprendente porque la mayoría de la gente cree que los efectos positivos sobre el azúcar y el colesterol en la sangre se deben únicamente a la pérdida de peso. Hemos encontrado que este no es el caso. También intervienen otros mecanismos”, explica Lars Ove Dragsted, investigador y jefe de sección del Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes de la Universidad de Copenhague.

Qué es la dieta nórdica

Si bien ha sido durante la última década, que la dieta nórdica ha sido reconocida como saludable, sabrosa y sostenible. No es una dieta de moda de reciente creación, se basa en principios que han existido durante siglos.

La dieta nórdica se centra en frutas, verduras, cereales integrales, aceite de canola y mariscos silvestres de origen local. Alimentos integrales que se encuentran típicamente en regiones nórdicas como Noruega, Dinamarca e Islandia.

La ausencia de alimentos altamente procesados y menos grasas saturadas de origen animal, tienen el efecto positivo en la salud.

Cleveland Clinic señala que la dieta nórdica alienta a las personas a consumir menos azúcar y el doble de fibra y mariscos que las dietas occidentales tradicionales. La dieta nórdica es muy similar a dieta mediterránea, aunque una se centra en el uso de aceite de canola y la otra en el aceite de oliva.

“En general, ambos aceites son buenos aceites antiinflamatorios insaturados y saludables”, dice la dietista registrada Courtney Barth. Aunque la mayoría del aceite de canola disponible en los Estrados Unidos está más procesado y carece de antioxidantes en comparación con el aceite de oliva.

Los alimentos que incluye la dieta nórdica son:

Cereales integrales, especialmente centeno, cebada y avena.
Frutas, especialmente bayas.
Verduras
Pescados grasos como el salmón, el atún, las sardinas y la caballa.
Productos lácteos bajos en grasa como el yogur Skyr. Un tipo de yogur de Islandia, con alto contenido de proteínas y calcio pero bajo en grasas y calorías.
Legumbres

Los huevos y carne de caza como venado, conejo y bisonte, se consumen con moderación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.