Dembélé, el fichaje más caro de la historia del Barça

El Dortmund y el club azulgrana acuerdan el traspaso del extremo francés por 150 millones de euros

La directiva de Josep Maria Bartomeu respira aliviada. A su vez, Ernesto Valverde, también. El Barça ya tiene sustituto para el fugado Neymar. Es un reemplazo de precio colosal. Ousmane Dembélé, francés del Borussia Dortmund, llega para acompañar a Messi y Suárez en el ataque con una mochila nada ligera para un muchacho de apenas 20 años. Su traspaso, cerrado ayer en Mónaco por el presidente barcelonista, costará 150 millones de euros, 120 en fijo y otros 30 en variables. Algunas otras fuentes apuntaban a 105 fijos y 40 en variables. Huelga decir que en cuanto se oficialice la operación se convertirá en el fichaje más caro de la centenaria historia del Barça.

El Dortmund ha hecho un negocio monumental. Hace un año apenas pagó 15 millones al Rennes. Ahora ingresará 15 veces más. El club alemán se vio forzado a claudicar después de que el brillante futbolista se declarase en rebeldía y llevara 15 días sinacudir a los entrenamientos. Y al Barça le apremiaban las urgencias. La cercanía del cierre del mercado, dentro de una semana, había abierto una angustia de la que se había contagiado todo el entorno y que empezaba a hacer mella en la propia junta directiva.

El fichaje de Dembélé, pues, se antoja como balsámico, tanto para los que dirigen la institución como para el equipo, necesitado de un extremo desequilibrante. Otra cosa es el debate que generará su precio. Después de los 222 millones pagados por el París SG por Neymar, Dembelé protagoniza el segundo traspaso más elevado de la historia del fútbol. Está siendo en este sentido un verano enloquecido, en los que se han roto todos los parámetros.

El acuerdo se hará previsiblemente oficial hoy mismo. Faltan un par de flecos que, según el club azulgrana, no deberían bajo ningún concepto frustrar la gigantesca operación. En principio, el espigado futbolista firmará por cinco temporadas. Falta conocer su cláusula de rescisión.
Se trata de la cuarta incorporación para la plantilla de Valverde. Entre Paulinho, Semedo, Deulofeu y el propio Dembelé, el club ya se ha gastado los 222 millones ingresados por Neymar. Una cifra que podría incrementarse si decide pujar por el brasileño Coutinho, aún no descartado, pero muy difícil dada las rotundas y reiteradas negativas del Liverpool a venderle.

Su coste sobrepasaría holgadamente los 100 millones de euros. No obstante, Bartomeu y sus directivos podrán afrontar esta y cualquier nueva negociación con menos presión, sin la amenaza de plantarse al 31 de agosto con la humillación de no haber cubierto el inmenso vacío de Neymar.

El Barça ya trató de incorporar a Dembelé el verano pasado. Robert Fernández, el secretario técnico, lo había seguido de cerca. Pero el joven francés, como se ha contado en diferentes ocasiones, no quiso verse encerrado por la jaula del tridente.

En su única temporada en la Bundesliga ha disputado un total de 50 partidos y se ha prodigado a repartir asistencias, más de 20, y se ha embolsado una decena de goles. Es ambidiestro, por lo que juega por las dos bandas, una característica que alegrará al nuevo técnico del Barça, inclinado a jugar por los costados. Su llegada debería menoscabar la participación de Gerard Deulofeu.

El traspaso se cerró durante las horas previas al sorteo de la Champions. Allí se encontraban los principales dirigentes del Dortmund y una amplia delegación del club azulgrana, encabezada por Bartomeu. Una señal de la ansiedad por cerrar el acuerdo, largamente negociado. tras un verano tormentoso en el que los contratiempos se han sucedido y han dañado el crédito de Bartomeu y los suyos.

Le acompañaban el directivo Javier Bordas, el director general Òscar Grau, el director de fútbol Raül Sanllehí y Albert Soler, director de las secciones profesionales, que quiso mantener el misterio en sus declaraciones tras el sorteo pese a haberse desvelado por los cuatro vientos.
«Cuando el club tenga algo oficial que comunicar lo hará por sus canales oficiales. El Barcelona no habla ahora de sus objetivos ni de las negociaciones que lleva a cabo», señaló. La banda del Barça, pese a la prudencia, ya tiene nuevo jefe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *