Cómo consumir semilla de granada, te ayudará a perder peso

La semilla de granada se encuentra llena de beneficios para la salud

La granada es una fruta asiática con origen antiguo y una gran lista de beneficios para la salud.

Entre sus propiedades más importantes, contiene vitaminas (A, B, C, D, E y K) y minerales: calcio, fósforo, hierro, manganeso, sodio, potasio, entre otros.

Comer la fruta, o incluso utilizar su corteza, tiene muchos beneficios para la salud. Pero los que nos atañe hoy, es su propiedad para reducir el peso corporal a través del consumo de las semillas.

Comencemos por aclarar que su resultado no es mágico, por lo que debes ingerirla diariamente con una dieta establecida y una rutina de ejercicios.

Las semillas de granada ayudan a adelgazar por ser bajas en calorías y contener poca azúcar, lo que te ayudará a aumentar la velocidad del metabolismo y la regulación del tránsito intestinal, evitando el estancamiento de la grasa en tu cuerpo.

A su vez, entre sus usos medicinales, tenemos:

– Reducción de los niveles del colesterol y potencia diurética gracias a su efecto antioxidante.
– Reducción del estrés al ingerirla, por aumento de energía al consumirla en las mañanas.
– Tratamiento de pólipos nasales a través del jugo de la fruta.
– Reduce el envejecimiento por sus propiedades antioxidantes.
– Cicatrización de úlceras a través de la corteza de la fruta.
– Evita el estreñimiento a través del jugo o la fruta entera.

¿Cómo ingerir las semillas? Lava la fruta, pícala por la mitad y retira las semillas con una cuchara. Puedes comerlas en ensaladas o solas.

Si las quieresconsumir en forma de jugo: extrae las semillas, agrégalas a la licuadora y licua unos segundos. No mucho porque luego tendrán un sabor muy ácido. Y listo, podrás cumplir con tu rutina diaria de semillas de granada para perder peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *