Chuparse el dedo, ¿protege contra las reacciones alérgicas?

A las mamás nos enerva que nuestros niños se chupen los dedos o se muerdan las uñas. Pero estos (¿malos?) hábitos, ¡podrían tener un beneficio inesperado!

¿Menos reacciones alérgicas?

Los niños que se chupan el pulgar o se muerden las uñas podrían tener menos chances de desarrollar alergias. Así lo asegura un estudio reciente de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, que será publicado en la edición de agosto de la revista Pediatrics.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos siguieron el crecimiento de más de mil personas, desde su nacimiento en 1972-3, hasta la adultez.

Aliados invisibles

Chupándose el dedo o mordiéndose las uñas, los pequeños quedarían expuestos a microbios, que reducirían el riesgo de tener reacciones alérgicas, detalla el sitio EurekAlert!

Sucede que, al llevarse la mano a la boca, la exposición a los gérmenes podría alterar el funcionamiento del sistema inmune, responsable de protegernos de las enfermedades.

«Estos hallazgos apoyan la ‘teoría de la higiene’, que sugiere que estar en contacto con microbios durante la niñez reduciría los riesgos de desarrollar alergias», aseguró Bob Hancox, responsable del estudio, en el sitio de la Universidad de Otago.

A pesar de estos descubrimientos, los expertos recomendaron que los niños no sean motivados a chuparse el dedo o a morderse las uñas, pues aún falta evidencia que compruebe sus beneficios para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.