Carolina Miranda conquista a los televidentes a balazos

Con sus ojos azules, su carita de ángel… y su sonrisa de yo-no-fui, La Coyote se ha enfrentando con narcos, políticos corruptos, polleros, pandilleros, policías y con todo el que se le atraviese, para defender a los emigrantes en la serie Señora Acero-3, La Coyote.

Doraluz Vargas

Carolina Miranda, la joven actriz que interpreta a esta aguerrida mujer, nos habla de su personaje, con el cual se siente muy identificada.

“Vicenta Acero es valiente, entregada y pasional, una coyote que siempre responde por su gente aunque pueda costarle la vida”, dice la guapa mexicana, de 23 años, originaria de Guanajuato, quien le da vida a una traficante de humanos muy especial.

“Ella se metió en este negocio ilegal para ayudar a su raza. Su prioridad es cruzar a la gente desde México, para que lleguen ‘completicos’ a los Estados Unidos. La trama refleja la lucha de muchos latinos que buscan cruzar la frontera para vivir el sueño americano… Pero corren el riesgo de ser detenidos por las autoridades, abandonados por los polleros, o capturados por narcotraficantes que deambulan la frontera y se dedican a secuestrar gente que utiliza como esclavos de su negocio”, comenta Carolina, quien se inició en la carrera de chiripazo.

01_CAROLINA (cover)

“Empecé hace 5 años de la nada. Ni siquiera sabia si quería ser actriz. Pero se presentó la oportunidad y la agarré. Yo estaba estudiando Mercadotecnia y Negocios Internacionales. Tenía mi propia empresa, era conductora, locutora de radio… y de repente me vi haciendo un personaje muy complicado. Me llamaba Tina Rey, una mujer drogadicta llena de problemas, que para una persona que no sabia nada de actuación, fue un reto interpretar. Pero me puse a estudiar, a perfeccionarlo y me fue bastante bien”, confiesa Miranda, a quien el personaje de La Coyote también le cayó de golpe y porrazo.

“Yo estaba trabajando en TVAzteca. De pronto me invitaron a realizar una audición de un personaje muy codiciado por muchas actrices. Hice el casting, y a la semana me comunicaron: ‘Caro, tú eres la protagonista de una Súper Serie’… No lo podía ni creer”, cuenta la guapa estrella que tiene pinta de modelo o de reina… pero nunca de una feroz coyote que se rompe el lomo en el desierto… y que se agarra a balazos, patadas y trompadas, para proteger a los mojados.

“Era un personaje muy fuerte y un gran proyecto. Todavía no sé cómo se arriesgaron conmigo sin conocerme, sin tener un historial… Pero aquí estoy y quiero mantenerme”, asegura con humilde seguridad.

La verdad es que Telemundo no se equivocó, porque esta tercera temporada de la Señora Acero, ha sido un gran éxito, y durante muchas noches se ha mantenido en los primeros lugares del rating en la televisión hispana. Al punto que Carolina, en su primer papel protagónico, se ha convertido en la nueva estrella de la cadena.

“Estoy fascinada porque nunca había tenido un rol tan importante”, dice Miranda, quien sólo había realizado papeles juveniles en la telenovelas Los Rey y Las Bravo. Su nuevo personaje se dedica al tráfico de inmigrantes, pero, a diferencia de otros polleros sin escrúpulos, se arriesga por ellos para que logren llegar a su destino. Son tan pobres que no consiguen llegar a USA de manera legal.

“Crecí en Irapuato, Guanajuato, por donde pasa el tren La Bestia. Toda mi vida he visto el sufrimiento de miles de inmigrantes mexicanos, guatemaltecos, hondureños, que cruzan por ahí. En los pueblos aledaños les hacen comidas y tortas, para aventarles, porque es gente que se viene muriendo de hambre y padecen mucho en este trayecto”, asegura Carolina que atribuye el éxito de la serie, no sólo a la estupenda producción.

“Es una historia muy actual, ya que en estos momentos los emigrantes han sido atacados más que nunca. También tiene un grupo de magníficos actores, y es una serie realista, con un excelente libreto de Roberto Stopello, quien me explicó que Vicenta es una mujer que se parte el cuerpo y el alma por cruzar a su gente en el desierto. No es una chica que está divina todo el tiempo. Y lo acepté. A mí me interesa dejar el mensaje claro, tocando corazones desde la realidad que vive una coyote con sus migrantes”, dice la actriz, que al aceptar el papel tenía dos compromisos muy pesados a sus espaldas, pues su personaje requería doble esfuerzo, para su delgada contextura física… y también porque la Señora Acero 2, obtuvo muy altos ratings en la televisión hispana. Su capítulo final batió records de audiencias en inglés y en español. Pero Carolina superó las expectativas. Se puso las pilas y logró meterse en la piel de La Coyote con garra.

“Es un tema que se vive de cerca y se lleva en la sangre. Además, he descubierto que después de haber tenido diferentes oportunidades en el mundo del modelaje, la radio y la conducción, mi gran pasión es la actuación, porque tienes la oportunidad de crear y vivir diferentes vidas, situaciones extremas que no experimentarías en tu día a día”, confiesa la artista, que ha filmando el 80% de los escenas de peligro y de balazos.

“Hago las escenas de riesgo -sin dobles-, porque me gusta vivir todas las sensaciones que enfrenta Vicenta Acero”. dice la actriz, que todavía tiembla al recordar una de las escena más escalofriantes.

“Fue cuando nos sumergimos en un caudaloso río con mucha corriente, profundo, helado… y bien peligroso. Pero todas esas escenas de acción han sido mi mayor desafío y a la vez mi diversión. Es un reto como actriz dar la talla a la hora de grabar este tipo de tomas y darles el toque de realismo que necesitan para envolver al televidente. Ahora me siento lista para realizar trabajos más difíciles en el futuro”, asegura orgullosa Carolina Miranda, quien después de tantos tiroteos, matazones y explosiones, se puede decir que ha conquistado el primer lugar del rating en los Estados Unidos a los meros balazos y trancazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.