Carlos Acosta lleva la revolución cubana a Peralada

La ecléctica compañía creada en La Habana por el célebre bailarín tras su triunfal estancia en el Royal Ballet clausura el festival

Carlos Acosta (La Habana, 1973) ha revolucionado el panorama de la danza cubana con la compañía que lleva su nombre, Acosta Danza, una formación que impulsa el encuentro de bailarines de diversos estilos, desde la clásica a la contemporánea, con incorporaciones tan atípicas como el hip-hop, el flamento o la danza folclórica… “¡El siglo XXI es ecléctico!”, señala Acosta desde Londres.

La estrella del ballet se ha volcado por completo en este proyecto desde que en el 2015 colgó las zapatillas en el Royal Ballet londinense, compañía a la que estuvo vinculado durante 17 años. Con Acosta Danza, el bailarín cubano debuta oficialmente en España este jueves, en el espectáculo que pondrá el cierre a la presente edición del Festival de Peralada; una cita que ha suscitado una gran expectación entre los aficionados catalanes a la danza.

La compañía ofrecerá un variado programa contemporáneo, con piezas como ‘Faun’, de Sidi Larbi Cherkaoui, y ‘Anadramous’, del joven coreógrafo cubano Raul Reinoso. “Hay que innovar y abrir la danza a nuevas posibilidades. Me interesa la diversidad, pero no solo de estilos, sino de sensibilidades. Al final la compañía es un reflejo de la diversidad que hay en Cuba, un país de mezcolanza cultural y de fusión de razas”, apunta.

Acosta insiste en aclarar que todo el protagonismo de este nuevo proyecto es de la compañía. Él ya ha tenido su momento de brillar y en la danza ha superado todas las etapas. Ahora quiere ayudar a los demás. “Muchos bailarines crean sus propias compañías para continuar con su carrera, pero ese no es mi objetivo. Acosta Danza quiere ser un proyecto que se sustente por sí mismo, con sus propias estrellas, que se gane su propio espacio en la danza internacional”.

Aunque Acosta ha creado algunas piezas a lo largo de su carrera, tampoco piensa utilizar la compañía como plataforma para desarrollar sus creaciones coreográficas. “Soy un bailarín de oficio. He tenido una carrera importante en el ballet que me ha dado la oportunidad de bailar con las mejores compañías del mundo. Pero ahora tengo otras inquietudes artísticas y quiero separar muy bien mis actuaciones como bailarín del trabajo en esta nueva compañía que he creado. Son dos cosas distintas”.

En Peralada hará una excepción y bailará dos solos: ‘Two’, de Russell Maliphant, y ‘Memoria’, de Miguel Antunaga. “Serán pequeñas intervenciones. A la compañía no le hace falta que yo baile: sus bailarines son excelentes y el repertorio es magnífico”.

Hasta ahora, en Cuba existían dos grandes compañías: el Ballet Nacional de Cuba y Danza Contemporánea Cubana. Acosta Danza se sitúa entre ambas. “Digamos que es una compañía más fresca que va a proyectar a los mejores coreógrafos”. Su repertorio tanto se puede decantar hacia las tendencias clásicas y neoclásicas como a las más vanguardistas y contemporáneas. “Todo el mundo sabe que la danza en Cuba últimamente está un poco al margen y estancada en su repertorio. Mi intención es ayudar a que el público cubano pueda descubrir a gente como Sidi Larbi Cherkaoui, uno de los mayores exponentes de la danza mundial, o como Goya Montero, Pontus Lidberg y Jutin Peck. Se trata de llevar el mundo de la danza actual a Cuba y viceversa. Hay que abrir espacios a coreógrafos cubanos para que desarrollen su talento, pues no hay muchos”. Y añade: “Espero que la compañía abra horizontes e inspire nuevas ideas a otros coreógrafos”.

En el último festival Grec, la propuesta de Trànsit&Cuba descubrió obras como ‘El cruce sobre el Niágara’, una increíble pieza de Marianela Boán, que también está en el programa de Peralada. “La obra de Boán es una de las más importantes en la historia de la danza moderna cubana y esta pieza es espectacular. Pero, lamentablemente, poca gente conoce a Boán. Espero que la compañía dé a conocer su trabajo, que es de primera línea y abarcó hasta los años 90. Quiero rescatar y llevar por todo el mundo el talento cubano, pero no exclusivamente”.

El Ministerio de Cultura de Cuba apuesta por este proyecto. ¿Qué ha dicho Alicia Alonso? “No lo sé. Ni idea. Pero esto no se puede ver con ánimo competitivo. ¡Imagínate! Si todos salimos y nacimos de Alicia Alonso, bailarina y fundadora del Ballet Nacional de Cuba. Esta continuidad que viene tras ella es fruto de su trabajo. Nadie lo puede negar y es algo positivo. Todo lo que yo he hecho en mi vida ha sido con ánimo de ayudar a mi país. Esa es mi responsabilidad”.

El bailarín se siente en profunda deuda con Cuba y aprovecha su enorme influencia y fama como estrella internacional de la danza para potenciar la danza de su país. “Con la carrera que he tenido, estoy en condiciones de poder ayudar. Sería un error irme para siempre, que es lo que hace todo el mundo, y olvidar que mi país me dio la oportunidad de formarme como bailarín gratuitamente, cuando yo era muy joven”.

Para crear esta compañía de 25 bailarines, Carlos Acosta realizó audiciones abiertas a todo el mundo. “Escogí la mitad del mundo clásico y la mitad, del contemporáneo, porque mi idea es hacer algo que cruce de un mundo al otro. Pero, a partir de septiembre, ya tendré en marcha mi escuela, mi propia academia, donde formaré a la gente que después pasará a la compañía”. A las audiciones se presentó, entre otros, una candidata procedente del mundo del cabaret. La seleccionó. “Cuando la vi, tan alta y bella, pensé: no sé qué voy a hacer con ella pero la voy a admitir igual porque tiene algo que acapara todas las miradas, aunque solo esté caminando. Y ha resultado ser una revelación porque todo lo hace a un altísimo nivel. Ha mejorado muchísimo y seguirá progresando”.

Acosta tiene otras inquietudes y proyectos en marcha. Tras escribir su biografía (‘Sin mirar atrás’) hace 10 años, ahora ultima una película que dirigirá la española Icíar Bollaín con un guion de Paul Laverty. “Más que seguir el libro, retratará este momento de mi vida, mi regreso a Cuba después de dejar el Royal Ballet, en el que he armado esta compañía. Actúo en ella y voy coreografiando la historia de mi vida con mis bailarines. La danza será la gran protagonista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *