Cambio de plan con Fernando Torres

Las conversaciones para la continuidad de Fernando Torres en el Atlético avanzan, pero no por los mismos derroteros que se habían planteado la primera vez que las partes se sentaron a negociar el pasado 12 de mayo.

La final de la Champions, primero, y la incertidumbre que generó Simeone sobre su permanencia en el banquillo, después, interrumpieron un diálogo que ha vuelto a retomarse, pero con un matiz importante.Los términos sobre los que versó el contacto de hace algo más de un mes dejaban encaminada la contratación de Fernando Torres para las dos próximas temporadas, quedando flecos por resolver que no impedían a ninguna de las dos partes respirar un total optimismo acerca de que se alcanzaría un acuerdo.

Sin embargo, tras el viaje de Miguel Ángel Gil y Andrea Berta a Buenos Aires para reunirse con el propio Simeone y diseñar la hoja de ruta de la próxima temporada, la propuesta inicial ha sufrido una importante variación. Fernando Torres se mantiene en los planes del club, pero en la duración del contrato se incluyen ahora novedosos matices.

La nueva propuesta que el Atlético ha hecho llegar a Torres asegura una temporada más del ídolo de la afición vestido como rojiblanco. Sin embargo, ofrece más dudas respecto a la segunda campaña, que se haría efectiva siempre que El Niño alcanzara una serie de objetivos. Precisamente, las condiciones que determinen ese ejercicio opcional serían uno de los principales asuntos a tratar en las siguientes conversaciones entre las partes.

En definitiva, el segundo año de contrato de Torres en el Atlético volvería a quedar ligado a su rendimiento. Una condición que no suena nueva para el Niño, ya que el pasado mes de enero El Cholo dejó claro que su continuidad dependería de su papel sobre el terreno de juego. Por entonces el 9 recogió el guante, aceptó el reto y respondió como lleva haciendo toda la vida: a base de goles.

La segunda parte de la temporada no pudo ser más prolífica, ya que Torres anotó 10 tantos desde que fue sometido a una particular reválida para seguir enfundándose la elástica del club de su vida. Al margen de los goles, el Niño volvió a recordar al de sus mejores días, lo que le llevó a ganarse la bendición del Cholo. Algo que, en definitiva, tendría que repetir a lo largo de la próxima temporada para seguir hasta 2018.

No obstante, la reunión de la próxima semana, en la que el club y Torres están llamados a alcanzar un acuerdo definitivo, será el momento de estipular los objetivos (goles, partidos…) que determinen si su leyenda en el Atlético se sigue escribiendo por uno o por dos años más. De momento el plan ha cambiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.