Berlusconi ofrece trabajo en Telecinco a la enfermera española que le atendió tras su operación a corazón abierto

Il Cavaliere no puede dejar su faceta más conquistadora en ningún ámbito. Sí en estos años se ha tenido que someter a numerosos juicios por sus escándalos con alguna que otra «amiga», y ha sido acosado por la prensa por los mismos menesteres, la actitud del empresario y político no ha sucumbido.

Silvio Berlusconi se sometió, el pasado martes 14 de junio, a una operación a corazón abierto para cambiarle la válvula aórtica en el hospital milanés San Rafael. Según ha comentado a ABC, el doctor Zangrillo, médico personal de Berlusconi, el líder de Forza Italia se despertó de muy buen humor tras las cuatro horas de operación: «Treinta segundos después de haberlo liberado del vínculo de la asistencia respiratoria, se manifestó inmediatamente el Silvio Berlusconi de siempre, listo para hacer bromas. También hizo un cumplido por la asistencia recibida durante la noche por parte de una de mis enfermeras de cuidados intensivos, Cristina, a la cual ha dado una posibilidad de trabajo en Telecinco».

La enfermera en cuestión se llama María Cristina, una madrileña acérrima del Atlético de Madrid que se encargó de los cuidados de Il Cavaliere en la asistencia nocturna, donde su dedicación y delicadeza han conquistado al político italiano más mujeriego. Por ello la profesional española habría recibido la proposición de ocupar un puesto en la televisión de Fuencarral, de la que es propietario.

La agrupación política que lidera Silvio Berlusconi no se habría tomado muy a bien las palabras del doctor Zangrillo. El talón de Aquiles del exprimer ministro italiano es una de las peores propagandas para un partido que no esta viviendo sus mejores días.

A pesar de los últimos años, el pueblo italiano se ha mostrado muy preocupado por el estado de salud de Berlusconi. La solidaridad con Il Cavaliere emociona al mismísimo político, que se encuentra en la sexta planta del hospital, tras abandonar el pasado jueves, 16 de junio, la sala de cuidados intensivos.

Una recuperación a todo lujo en una suite con 300 metros de habitación, nueve habitaciones, sala de reuniones, tres baños y servicios especiales como peluquería o masajista. No se sabe si la enfermera madrileña aceptará el puesto, pero quien sabe si en este periodo de recuperación alguien más se gana un hueco en la familia Telecinco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.