Beneficios del agua con limón

Siempre hemos escuchado la multitud de beneficios de esta bebida casera, pero ¿son ciertos o son mitos? Te lo contamos

Desde el principio de los tiempos, los seres humanos hemos estado experimentando con tónicos para mejorar nuestra salud. Siempre estamos buscando desde la fuente de la eterna juventud a cualquier brevaje mágico con el que combatir el estrés, restablecer nuestra salud o protegernos contra alguna efermedad. ¿Encontraremos finalmente esa poción?, o ¿será el agua con limón?
Durante mucho tiempo esta bebida ha sido promocionada como una ayuda para la salud y el bienestar por algunos médicos e investigadores, e includo por celebridades como Gwyneth Paltrow. Las diferencias con el “zumo” de limón envasado son bastante obvias, ya que nunca aportará tantos beneficios como algo casero. Además, este último es más barato y no tiene conservantes y aditivos, pero, ¿funciona realmente?

Existen muchos defensores del agua con limón. Supuestamente ayuda a la digestión, desintoxica el hígado, borra las manchas de la edad, acelera tu metabolismo, ayuda con la depresión y la ansiedad, alivia la acidez, protege del cáncer y tiene efectos antiiflamatorios. También hay muchos escépticos, pero con que solo haga la mitad de lo dicen que hace, ya sería bastante buena. ¿Quién está en lo cierto?
Así, Dina Gachman decidió beber dos vasos de agua con limón todos los días durante dos semanas para ver si realmente existe un impacto tan notable como muchos expertos aseguran.

“Muchos de mis amigos siempre afirman que el agua con limón, especialmente tibia o caliente, puede ayudar a la digestión y reducir la hinchazón”, comenta Gachman. Los expertos dicen que el ácido cítrico de los limones puede complementar los ácidos estomacales naturales para ayudar a descomponer los alimentos. “Aprendí que esta bebida es una fuente enorme de potasio, un mineral que ayuda a mantaner bajos los niveles de sodio. Así que también está relacionado con la retención de líquidos.
Al principio no estaba segura de si mi hábito estaba haciendo algo, pero tras unos días, es cierto que sentí que estaba menos hinchada”, asegura. Esta es la práctica, pero según Julia Ocón, experta en Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, “no existen datos que justifiquen la idea popular de que el zumo de este cítrico aumenta el metabolismo basal ni que tenga un efecto beneficioso en la mejoría de la digestión”.

Un estudio del ‘Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition’ encontró que los polifenoles de la cáscara del limón impidieron a los objetos de estudio acumular grasa extra durante 12 semanas. “En dos semanas solo he perdido medio kilo, puede haber sido por esto o no. En mi caso, sospecho que habrá sido la motivación. Después de empezar el día con un vaso de esta bebida, me sentía más inclinada a seguir con los entrenamientos, comer mejor y dejar las bebidas refrescantes”, comenta Gachman. Ocón segura que “el limon contiene una cantidad importante de fibra dietética, fundamentalmente pectina, que puede ralentizar el vaciado gástrico, favoreciendo la sensación de saciedad y evitando una ingesta excesiva de otros alimentos”.

Los limones son ricos en antioxidantes. Estos ayudan a prevenir el daño celular y protegen de los radicales libres (células peligrosas producidas por nuestro cuerpo) que conducen a tener arrugas u otras cuestiones del envejecimiento. “La verdad es que no esperaba milagros, sabía que los antioxidantes era buenos para la piel, y que muchas cremas contienen vitamina C, pero tras la primera semana, noté una gran mejoría en mi tez, algunas manchas se habían aclarado y era más brillante y tersa.

Cierto es que las grandes cantidades de vitamina C, potasio, calcio, magnesio y ácido fólico favorece la cicatrización de las heridas. Según la doctora Ocón, “la vitamina C posee un efecto antioxidante y es indispensable en la producción de colágeno, el cual es necesario para la reparación de tejidos pudiendo mejorar la cicatrización de las heridas cutánea”. Sin embargo, que sea un remedio contra el acné es un mito. Aunque el agua con limón tenga beneficios sobre la formación de colágeno y los tejidos de la piel y posea efectos antisépticos sobre algunas bacterias, no existen evidencias científicas que demuestren que pueda favorecer su eliminación.

Existen varias investigaciones que aseguran que la vitamina C y los antioxidantes pueden ayudar a prevenir resfriados y reducir la inflamación en todo el cuerpo. Es probable que beber mucha de esta agua durante un largo periodo de tiempo haría notar realmente una diferencia en las inflamaciones, pero es muy difícil medir el impacto en nuestro sistema inmunológico a corto plazo.”No enfermé durante las dos semanas que duró mi experimento”, comenta la doctora.

Además de que la vitamina C ayuda a tu cuerpo sintetizar los glóbulos blancos, esenciales para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, la experta explica que el agua con limón también “contiene ácido cítrico, málico, acético y fórmico, potenciadores de la acción de esta vitamina y poseedores de una acción antiséptica”, es decir, que ayudan a combatir bacterias y otros agentes patógenos que amenazan al organismo.

Además de todos los beneficios físicos, muchos promocionan esta bebida como bálsamo para levantar el ánimo. “Si esto fuese realmente así, alguien ya lo habría embotellado y habría elevado su precio al 200%. Quizá fue el medio kilo que perdí, o mi motivación estas dos semanas, pero me sentí más ligera mentalmente”, comenta Gachman. Ocón asegura que aunque muchos digan que reduce la depresión y la ansiedad no existen estudios que lo respalden.

Otros componentes no nutritivos que contiene el limón son ciertos compuestos fenólicos, como los ácidos cafeico y ferúlico, así como algunos flavonoides , como la hesperidina, que poseen un efecto antioxidante y pueden llegar a inhibir la actividad carcinogénica.

“En cuanto a mis órganos internos, todo es un misterio. No tengo manera de medir si mi hígado ha mejorado y se ha desintoxicado, o si mi sistema digestivo está mejor, lo que sé es, que todos los cambios que he tenido en mi cuerpo han sido positivos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *