Alimentos que ayudan a aumentar los niveles de dopamina, la hormona del placer

Alimentos que ayudan a aumentar los niveles de dopamina en el cerebro. La dopamina baja puede contribuir a un ánimo decaído, estado de alerta reducido, dificultad para concentrarse, menos motivación y entusiasmo

La dopamina, es un neurotransmisor producido en el cerebro. La dopamina interviene con muchas funciones neurológicas y cognitivas. Actúa como un mensajero químico entre las neuronas. La dopamina ayuda a sentir placer como parte del sistema de recompensa.

Hay varias cosas que pueden producir la liberación de dopamina, incluidos algunos alimentos. “Sexo, ir de compras, oler galletas horneándose en el horno: todas estas cosas pueden desencadenar la liberación de dopamina o un subidón de dopamina”, comparte Harvard Health.

La dopamina baja puede ser una de las razones del estado de alerta reducido, dificultad para concentrarse, menos motivación y entusiasmo, coordinación pobre, dificultades de movimiento.

Harvard señala que estudios han encontrado que una deficiencia de dopamina también contribuye a un estado de ánimo decaído. “En particular, las personas con depresión a menudo sufren de falta de motivación y concentración”.

Alimentos que ayudan a aumentar los niveles de dopamina

Consumir alimentos que aporten el aminoácido tirosina puede aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, esto se debe a que la dopamina está hecha de tirosina. Una dieta rica en tirosina también puede mejorar la memoria y el rendimiento mental.

Alimentos ricos en tirosina:

Los alimentos ricos en tirosina incluyen: carne de pollo magra; pescado como salmón, mero, tilapia, bacalao; carne de res; chuletas de cerdo magras; tofu, así como tempeh y soja hervida; lácteos como leche, queso ricotta y yogur; frijoles, frijoles blancos y lentejas; semillas de calabaza, cáñamo y sésamo; maní; granos integrales como arroz salvaje; aguacates y plátanos.

Funciones en las que interviene la dopamina

Los niveles de dopamina no solo tienen que ver con el estado de ánimo. Muy poca dopamina provoca los movimientos rígidos que son el sello distintivo de la enfermedad de Parkinson.

Además de hacer sentir bien las personas, la dopamina está involucrada en muchas funciones corporales. Entre ellas: el flujo de sangre, la digestión, el movimiento, la función cardíaca y renal, la memoria y enfoque, el humor y las emociones, el control del motor, el procesamiento del dolor, la función pancreática y regulación de la insulina, dormir, respuesta al estrés y la lactancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.