7 comidas que nunca debes tomar antes de acostarte o engordarás

El metabolismo se ralentiza a medida que cae la noche, por eso la cena es clave si quieres perder peso. Recopilamos los alimentos que tomas a última hora y te engordan sin saberlo

Si estás intentando adelgazar, tienes que vigilar tanto lo que comes como cuándo lo haces. A estas alturas ya sabrás que el metabolismo se ralentiza a medida que cae la noche, es decir, quemas menos calorías a las 20:00 horas que a las 10:00, haciendo lo exactamente lo mismo. Por ello, la cena es clave si quieres perder peso.

Para que la última comida del día sea perfecta, según la mayoría de nutricionistas, debe aportar entre el 15 y el 25% de las calorías diarias, un porcentaje que la mayoría suele sobrepasar. En cuanto a los alimentos que hemos de consumir, hay algunos que debemos evitar a esas horas, ya que son indigestos y contienen muchas calorías que nos harán engordar o, lo que es igual de frustrante, impedir que bajemos de peso aun estando a dieta.

Como es evidente, es preciso evitar cualquier alimento frito o grasiento y cualquier bebida carbonatada o con cafeína, pero hay otros alimentos que ingerimos por la noche sin saber que nos hacen mal, sobre todo a nuestra figura. Los recopilamos:

1) Chocolate negro

Las bondades del chocolate, sobre todo del negro o puro, se han vuelto famosas en la última década. Expertos como Will Clower, neurocientífico y autor del libro ‘Eat Chocolate, Lose Weight’, aseguran que tomar chocolate 20 minutos antes y cinco minutos después de comer y cenar puede reducir el apetito un 50%.

Una afirmación que ahora desmienten nutricionistas como Bety Opyt, quien asegura en ‘Men’s Health’ que lo último que necesitamos antes de meternos en la cama es una dosis estimulante y azúcar, lo que puede sabotear nuestros esfuerzos para perder peso: “Tomar azúcar de absorción rápida justo antes de dormir es el combo perfecto para almacenar grasa”.

Aunque es cierto que el cuerpo utilizará parte del azúcar para mantener las funciones vitales del cuerpo mientras dormimos, una gran parte de las calorías se convertirán en grasa, ya que mientras dormimos no hay apenas actividad.

2) Lechuga

Aunque parezca mentira, la lechuga es muy indigesta. Tiene un alto contenido en fibra insoluble y puede hacer que tengas gases e hinchazón abdominal por la noche. Mucha gente toma ensaladas para cenar, y no hay razón para no hacerlo, pero es preferible apostar por aquellas de tomate, o las camperas. También son recomendables las mixtas, con algo de proteína.

3) Queso de cabra

Los alimentos altos en grasa saturada pueden ser altamente saciantes y ayudan a impulsar la pérdida de peso, pero cuando se toman justo antes de ir a la cama pueden interferir en la calidad del sueño: la grasa saturada puede causar que la válvula que separa el extremo inferior del esófago y el estómago, o el esfínter esofágico inferior, se relaje. “Dado que la grasa se digiere lentamente, lo que comiste tiene tiempo extra para volver de nuevo al esófago y despertarte”, asegura Jim White, propietario de la cadena una cadena de gimnasios con su nombre.

4) Bocadillos

Muchas personas toman bocadillos para cenar pensando que es una comida ligera. A pesar de que todo depende del contenido del mismo nunca es recomendable comer demasiado pan para cenar, algo que es inevitable si tiramos de este tipo de comidas. Hay gente que es especialmente sensible a la ingesta de carbohidratos, no los asimilan correctamente y, si se consumen en exceso, se acumulan en forma de triglicéridos en el tejido adiposo.

5) Salsa picante

Al igual que los alimentos grasos, los picantes pueden causar que tu esfínter esofágico inferior se relaje. Eso permite que los ácidos que se forman en tu vientre se muevan, lo que se hace especialmente fácil cuando estás acostado en la cama y la gravedad no juega a tu favor.

6) Pasta, arroz y pizzas

No tenemos que eliminar todo tipo de hidratos de carbono de nuestras cenas, pero es preferible primar los complejos, que los encontramos en vegetales y verduras. El gran problema de tomar arroz o pasta para cenar es que, además, solemos consumir grandes cantidades, así ingerimos más calorías de las recomendadas.

7) Vino tinto

Igual que con el chocolate negro, hemos escuchado a decenas de expertos en salud que aseguran que un vaso de vino tinto antes de ir a la cama puede ser bueno para la salud, pero según White esto no es del todo cierto, pues el alcohol nunca es aconsejable tomarlo por la noche. El experto asegura que tendremos problemas para dormirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *