5 claves para que tu hamburguesa logre ser… realmente saludable

Olvídate de la falsa creencia que cataloga a las hamburguesas como un alimento poco saludable y calórico. Conoce los tips infalibles para preparar las versiones más saludables, nutritivas y exquisitas

Por Lorenza Amor

Comer una buena hamburguesa es uno de los placeres más grandes, cuando se trata de cumplir antojos. Son la excusa perfecta para disfrutar los fines de semana en asados familiares y cocinar a la parrilla.

Existen diferentes recetas de hamburguesas en todo el mundo es un platillo versátil que se presta a numerosas y deliciosas combinaciones; es un clásico en la gastronomía a nivel internacional y debido a su éxito se han creado exquisitas versiones en las que se han integrado diversos elementos que han dado luz a numerosas alternativas que van desde las más saludables como aquellas que se basan en variantes de carne vegana, lechuga en reemplazo del pan; hasta versiones muy exquisitas y calóricas, con suculentos panes y bollos, el uso de diferentes variantes de quesos, tocino y salsas especiales.

Aunque las hamburguesas tienen la fama de ser poco saludables y un alimento rico en calorías, existen algunos consejos infalibles para preparar la hamburguesa perfecta y saludable.

1. La importancia de una carne picada de calidad

Tradicionalmente el ingrediente estrella de las hamburguesas es la carne picada, por ello es indispensable optar por las versiones de carne orgánica es decir aquella que no ha sido tratada con ningún proceso característico de la industria cárnica convencional, en la que es normal agregar hormonas, antibióticos y anabólicos. Opta por carnes que sea un 90% magra o más, los mejores chefs recomiendan una proporción de 80% de proteína contra un 20% de grasa. Si compras la carne picada preparada revisa bien las etiquetas del producto y asegúrate que se trate de carne de tres estrellas; otra gran recomendación es preparar de manera casera tu propia carne picada utilizando cortes de carne magra.

2. Vigila la ensalada y el pan

Cuidar la calidad de los alimentos que complementan la hamburguesa es indispensable y sobretodo es una de las mejores alternativas para crear versiones más saludables y creativas. Un buen pan no solo será determinante en el sabor final de la hamburguesa, cuando estamos cuidando nuestra salud es vital apegarnos a las versiones de pan integral, existen bollos deliciosos cubiertos con semillas y elaborados de manera artesanal sin harinas refinadas, azúcares y grasas. Los vegetales con los que se rellenan las hamburguesas son importantes, integra verduras de hoja verde abundantes, berros, cilantro, tomates frescos, cebolla, verduras al grill y hasta frutas como la piña. Otra extraordinaria recomendación es considerar una porción pequeña de carne y complementar con ensaladas de manera generosa.

3. Reemplaza la carne por carnes veganas

Una de las más grandiosas maravillas de los tiempos modernos, es que actualmente existen todo tipo de alternativas alimentarias. En los últimos años las industria de productos veganos ha crecido exponencialmente y nos ofrece exquisitas versiones de proteínas vegetales. Si quieres reducir considerablemente las calorías de tu hamburguesa, tener una mejor digestión o simplemente no comes carne, las hamburguesas veganas son la solución; normalmente se elaboran con productos como los garbanzos, lentejas, tofú, quinoa y vegetales variados.

4. ¡Ojo con las salsas y condimentos!

Normalmente estamos acostumbrados a condimentar las hamburguesas con salsas comerciales como la mayonesa y la ketchup, sin embargo este tipo de productos se destacan por ser altamente procesados, son ricos en azúcares, grasas saturadas, sodio y aditivos. La mejor versión de una hamburguesa saludable contiene mayonesa elaborada en casa, mostaza orgánica y productos deliciosos como tomates deshidratados, pepinillos y mermeladas caseras. También puedes sazonar la ensalada con un ligero toque de aceite de olivo extra virgen y vinagre, le va de maravilla.

5. Extrema medidas de higiene

Cuando organices tu asado de fin de semana para toda la familia y amigos, es normal que al preparar muchas hamburguesas se puedan dar ciertas contaminaciones cruzadas y se pueden derivar en la presencia de bacterias como E. Coli. Productos como la carne molida son el escenario perfecto para el desarrollo de microorganismos que causan intoxicaciones alimentarias. El manejo correcto de la carne picada es clave, deberás conservarla bien empacada y en refrigeración en todo momento (aún después de ser preparada/condimentada). La cocción de la carne es clave, contempla que estará fuera de peligro a partir de los 75 ºC, a esta temperatura el alimento se vuelve seguro. Otro buen consejo para optimizar las medidas de higiene es siempre mantener en recipientes separados cada grupo de alimentos, limpiar con lejía las superficies y no compartir utensilios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *